Story

Pocas Agencias de la Policía Reportan lo que Decomisan

vang_money.jpg

Money seized from a St. Matthews, KY hotel in February 2018 through asset forfeiture. Image courtesy of Jefferson County Circuit Court. United States, 2018.

Money seized from a St. Matthews, KY hotel in February 2018 through asset forfeiture. Image courtesy of Jefferson County Circuit Court. United States, 2018.

Una ama de llaves en un hotel de St. Matthews se encontró con paquetes de dinero en efectivo, sellados y escondidos en la habitación 403.

Junto al dinero, una máquina contadora de efectivo y una caja con candado, aquello parecía sospechoso. La supervisión del hotel llamó a la policía de St. Matthews, la cual examinó el efectivo y sospechaba que estaba ligado al tráfico de drogas.

Archivos de los tribunales muestran que el dinero decomisado en efectivo era un total de $193.049.

Solo ese decomiso era más dinero de lo que otras agencias como la de Paducah y Somerset han reportado en cinco años juntos. Pese a que los oficiales de Paducah y Somerset han reportado los decomisos en detalle al estado en cada año fiscal desde el 2013, los de St. Matthews nunca ha reportado nada.

La ley de Kentucky permite que las agencias de la ley tomen y se queden con el dinero en efectivo y cualquier propiedad cuando se sospeche que lo mismo, este relacionado al tráfico de drogas. La práctica es conocida como decomiso de activos, y en los años fiscales del 2013 al 2017 las agencias de la ley han reportado el decomiso de al menos $36 millones de dólares de personas en todo Kentucky.

Pero no es claro cuanto en realidad ha sido incautado. De las 323 agencias de la ley registradas en las bases de datos de todo el estado, solo el 11% reportaron los detalles de los decomisos cada año, como es requerido por la ley.

La causa de la falta de reportes tiene base en la ignorancia de la ley, la supervisión algunas veces y la mala comunicación con oficiales del estado, de acuerdo a entrevistas con oficiales y más de una docena de agencias a través de todo Kentucky.

Pero sea la razón que sea, la falta de transparencia es algo que preocupa a los legisladores, los proponentes de la policía y defensores de libertadores civiles.

“La transparencia es vital,” dice Robert Frommer, un abogado con experiencia que trabaja para el Instituto para la Justicia en Washington D.C,  el cual es un grupo libertario. “Sin saber lo que está pasando, no se puede estar seguro de si la policía está hacienda justicia, en lugar de beneficiarse.”

En Kentucky, Frommer dice que la ley necesita solamente de una pequeña evidencia que relacione, para saber si una propiedad tiene nexos con alguna actividad ilícita para poder hacer que dicha propiedad sea objeto de un decomiso.

“Eso es increíblemente un estándar bajo,” dijo. “La desventaja está en contra de los propietarios de activos.”

Un ‘Incentivo Perverso’

Las leyes estatales dicen que cualquier producto que se presuma relacionado a la compra y venta de drogas está sujeto a ser decomisado.

Esto significa que cualquier dinero en efectivo obtenido de una transacción de drogas o propiedad usada para hacer o almacenar drogas puede ser decomisado por la policía.

Cuando los detectives de la Policía de St. Matthews tomaron el dinero en efectivo del hotel en febrero del 2018, presentaron una demanda civil contra el hombre que estaba rentando la habitación – por los $193.049 en moneda de los Estados Unidos. No presentaron cargos criminales.

El hombre fue arrestado meses después y acusado de tráfico de drogas en otro condado, de acuerdo a los archivos en los tribunales. Pero no se menciona ese arresto cuando el juez ordenó que la Policía de St. Matthews se podía quedar con el 85% de lo decomisado y dar el resto a la oficina del fiscal.

Kate Miller, directora defensora de la Unión para las Libertades Civiles de Kentucky, dijo que la falta de reporte de las agencias es problemático, especialmente a la luz de que los decomisos de la policía se convierten en parte de sus ingresos.

“Es como un incentivo perverso que hace que Kentucky sea particularmente vulnerable a instancias de corrupción y abuso de poder,” dice Miller.

Los fondos son entregados después de que el caso criminal es resuelto o el juez lo ordene.

Las agencias de la ley que han presentado los reportes requeridos a la Oficina de Políticas del Control de Drogas (Office of Drug Control Policy) se quedaron con $17.5 millones de dólares en fondos decomisados en un período de cinco años de acuerdo a datos estatales.

Desde la perspectiva de las agencias de la ley, los decomisos ayudan a aumentar sus presupuestos, dice Anthony Lucas, Jefe del Departamento de Policía de la ciudad de Independence, quien también es el presidente de la Asociación de Jefes de Policía de Kentucky.

Lucas dice que estos fondos pueden ayudar a que las agencias llenen vacíos en sus presupuestos. Su departamento gastó el dinero decomisado en nuevos chalecos de protección y bicicletas. “Eso es dinero ahorrado para la ciudad,” dice él.

Pero la propia agencia para la que Lucas trabaja, falló en reportar los decomisos durante tres años de acuerdo a los archivos sobre decomisos. Lucas dijo no saber nada de eso.

La ley requiere a las agencias reportar  al Auditor de Cuentas Públicas del estado y al Gabinete de Seguridad Pública y Justicia una “lista detallada de todo el dinero y propiedades decomisadas.”

Una revisión de datos estadísticos proporcionados por la Oficina de Políticas para el Control de la Droga en Kentucky, parte del Gabinete de Seguridad Pública y Justicia, muestra que el Departamento de Policía de Louisville Metro, reportó la incautación de $19.4 millones en efectivo durante cinco años – más de la mitad de todo lo que se reporta en decomisos de efectivo a nivel estatal, de acuerdo a los datos. LMPD también decomiso 350 vehículos y más de 6.400 armas.

El Departamento de Policía de Jeffersontown, también envió sus reportes cada año, en los que se muestra un poco más de $1.7 millones en efectivo, 115 vehículos y 192 armas decomisadas durante cinco años de acuerdo a los datos.

Pero la vasta mayoría de todas las agencias de la ley de Kentucky, hacen reportes esporádicamente, si es que los hacen.

De las 323 agencias de la ley listadas en las bases de datos del estado, 36 agencias enviaron reportes requeridos cada año fiscal del 2013 al 2017.  Los datos del estado tampoco incluyen a cada una de las agencias de la ley en el estado.

Numerosas agencias de la ley, contactadas por el Centro de Periodismo de Investigación de Kentucky (KyCIR), confirmaron haber incautado y decomisado efectivo, autos o propiedades sin haber hecho el reporte – tal como en St. Matthews en donde la policía no hizo el reporte del decomiso en el hotel o cualquier otro decomiso en casi una década, de acuerdo al Mayor Eddie Jones.

Jones dice que la falta de no hacer el reporte requerido, simplemente fue algo que se les pasó por alto, y su departamento ha empezado a trabajar para ponerse en conformidad después de que el reportero le preguntó.

Sin embargo él, no espera que hayan consecuencias por los años en fallar en cumplir la ley.

“Yo creo (oficiales del estado) están contentos de que otra agencia esté con ellos,” añade él. “Si hay ramificaciones, no se cumplen.”

Las agencias no reportan, y no pasa nada

Van Ingram, director ejecutivo de la Oficina de Políticas para el Control de la Droga de Kentucky, declinó los pedidos para ser entrevistado, a través de Mike Wynn, portavoz del Gabinete para la Seguridad Publica y la Justicia de Kentucky.

Wynn dijo en una declaración por correo electrónico que la Oficina de Políticas para el Control de la Droga colecciona los reportes “al máximo cumplimiento de la ley.”

“La ley de Kentucky deja claro que la responsabilidad de reportar el decomiso de activos descansa solamente en la agencia local, y no provee de ningún mecanismo para asegurar que se cumpla con la misma,” dijo Wynn en la declaración enviada por correo.

Wynn dice que el lenguaje de la ley como está escrito “no establece ningún proceso para (la Oficina de Políticas para el Control de la Droga) que confirme la aplicación de la ley por parte de la autoridad.”

La ley estatal dice que las agencias que no reportan “deben de ser responsables ante el estado del valor completo de la propiedad y el dinero decomisado.” El Procurador General puede instituir acciones civiles para recuperar el dinero y la oficina del auditor del Gabinete para la Seguridad Pública y la Justicia puede iniciar una investigación, dice la ley.

Un portavoz del Auditor de Cuentas Públicas dijo que el año pasado solo dos agencias han enviado reportes, a parte de los departamentos que se encuentran siendo auditados.

Terry Sebastian, portavoz de la Oficina del Procurador General de Kentucky, dijo que ninguna agencia ha contactado a la oficina para iniciar una investigación por el fallar en hacer los reportes.

Wynn añade que el departamento envía tarjetas postales y otras notificaciones con recordatorios para las agencias sobre su responsabilidad en hacer los reportes.

Sin embargo el líder de la oficina de narcóticos en la Oficina del Sheriff en el Condado de Bullit, dice no saber nada sobre tal requerimiento.

El Condado Bullit reportó el decomiso de más de $108.000 en el año fiscal 2016. Pero no reportó nada en los otros cuatro años revisados por el KyCIR.

El Lt. Coronel Mike Halbleib, quien comanda la agencia antidrogas, dijo que no sabe quien hizo el reporte en el 2016 o si necesitaba ser reportado al estado.

“Quizás yo debería saber. Pero nadie me ha pasado esa información,” dijo Halbleib, un ex detective antinarcóticos en Louisville que da entrenamiento a otros detectives y es propietario de una compañía de entrenamiento policíaco.

En el Condado Letcher, el departamento del sheriff hizo los reportes durante cuatro años – un total de casi $145.000 decomisados, pero no envió ningún reporte en el año fiscal 2017.

“Voy a admitir ser ignorante. No tengo ni idea qué ley es esa,” dijo Barry Engle, Subjefe del Condado Letcher. Engle dijo que recientemente fue promovido para ser jefe. Su predecesor fue acusado y convicto de robar drogas y dinero de la caja de evidencias.

Ambos Hlableib y Engle han dicho que contactarían a oficiales estatales para saber más, después de haber sido contactados por el reportero.

La Oficina del Sheriff del Condado Kenton ha decomisado activos, pero ha fallado en reportarlos dos veces en el 2013 y el 2017, de acuerdo Jerry Knochelmann, quien es el oficial financiero jefe de la agencia.

“Probablemente se nos pasó por alto de nuestra parte,” dijo Knochelmann. “Estoy seguro que eso fue.”

Otros oficiales culparon al liderazgo previo por fallar en reportar los decomisos al estado.

En el Condado de Calloway, la Oficina del Sheriff no dio a conocer ningún decomiso entre el año fiscal 2013-2016. “No sé porque el otro sheriff no lo reportó,” dijo Sam Steger, Sheriff del Condado Calloway, quien se hizo cargo de esa oficina en el 2015.

La agencia reporta haber decomisado más de $64.000 en el año fiscal 2017.

La falta por parte de las agencias de la ley, a través de todo el estado, sorprendió a Chip Nowlin, presidente de la Asociación de Oficiales de Paz de Kentucky.

Él dice que la supervisión es algo crítico para evitar el abuso y asegurar que existan chequeos y balances.

“Es mejor que tengan todo honestamente, de otra manera, esto puede ser algo malo. Yo hubiera pensado que había algo de control de calidad.”

Otras agencias contactadas por KyCIR insistieron en que no reportaron sus decomisos, pero la Oficina de Políticas para el Control de las Drogas en Kentucky no incluyó sus datos en el reporte anual.

Michael Seis, Jefe del Departamento de Policía de Hopkinsville, no pudo explicar por qué los datos del estado muestran que su agencia falló en enviar el reporte del año fiscal 2017. Seis le mostró a KyCIR un reporte que muestra que el Departamento de Policía de Hopkinsville decomiso casi $89,000 en el año fiscal 2017.

El reporte fue enviado a oficiales del estado pronto después de concluir el año fiscal, dijo él.

“Estas son noticias nuevas para mi,” dijo el. “No quiero señalar a nadie pero eso es muy raro.”

Wynn, el portavoz del Gabinete de Seguridad y Justicia Pública del estado, no habló sobre las discrepancias. En una declaración, el dijo “si cualquier agencia cree que reportes pasados no fueron recibidos, siempre aceptaremos reportes retroactivamente.”

En la Legislatura, solo palabras pero ninguna acción

Aunque el problema ha generado criticismo, no ha ganado mucha tracción en la legislatura de Kentucky.

Diane St. Onge, Representante Estatal Republicana de Fort Wright, propuso un proyecto de ley en 2016 con el cual se eliminarían fondos para las agencias que no dieran a conocer los decomisos al estado. Pero la propuesta no recibió audiencia en el Comité Judicial de la Cámara. St. Onge no respondió a las llamadas para obtener su opinión.

El Senador Estatal Whitney Westerfield, Republicano de Hopkinsville y presidente del Comité Judicial en el Senado, dijo que reformar el decomiso de activos no es una prioridad entre los legisladores, al menos por ahora.

Sin embargo, él añade, “obviamente es un problema” si las agencias no están reportando como lo requiere la ley.

“No es complicado,” dijo Westerfield, quien ha trabajado como fiscal en el Condado Christian y ha llevado a cabo pedidos de decomisos. “Solo hay que llenar unos papeles.”

Westerfiled dijo que él considera que la ley actual suena bien, y apoya la premisa del decomiso de activos. “Es una herramienta importante para los fiscales y las agencias de la ley. Pero puede ser abusada de manera insensata.”

El Senador Damon Thayer, Republicano de Georgetown y líder de la mayoría del Senado, dijo que “hay un movimiento” de la gente de ambos lados políticamente, buscando instituir algún tipo de reforma al decomiso de activos.  Y aunque él no se considera como parte de ello, apoya el examinar las leyes existentes y “potencialmente hacer cambios.”

“Debido a que yo no creo es correcto que las agencias de la ley puedan tomar activos de cualquier persona individual que sea acusada de un crimen si no han sido encontrados culpables,” dijo el en una entrevista.

Y Thayer, de Georgetown, dijo que la falta de reportes por parte de las agencias de la ley a través de todo Kentucky “hace difícil el poder hacerse cargo del problema.” El dijo que apoyaría estudiar el asunto si sus colegas republicanos del Senado lo quieren hacer.

El Senador saliente Ray Jones II, Demócrata de Pikeville, dice que cualquier reforma relacionada al decomiso de activos será recibida con oposición por parte de fiscales y agencias de la ley, ya que han llegado a depender de esa práctica para aumentar sus presupuestos.

Jones, quien sirvió durante 18 años en el Comité Judicial del Senado, dice que esa práctica no debería ser usada para financiar el sistema criminal de justicia del estado. Y más aun, añade él, eso plantea problemas éticos cuando los fiscales y las agencias de la ley—que están involucradas directamente en determinar lo que se decomisa y apropia—se benefician del programa.

“Hasta que las agencias del gobierno del estado sean financiadas adecuadamente, yo creo que veremos mucha oposición," dijo. “Seria difícil pasar cualquier reforma a los decomisos de activos.”